lunes, 21 de septiembre de 2009

USA. Día 6: Gettysburg



15 de junio de 2009, lunes.


Tras visitar la Casa de la Cascada proseguimos nuestro camino hacia el Este. Teníamos reservada una habitación en un motel cerca de Lancaster. Así que por delante nos quedaban unas 230 millas que pensábamos recorrer con mucha calma. Deteniéndonos a fotografiar todos aquellos lugares pintorescos que encontráramos por el camino hasta llegar a Gettysburg, donde pensábamos realizar una parada algo más larga para recorrer los escenarios de la que fue quizás la batalla más importante de la Guerra de Secesión.




La primera parada la realizamos, poco después de comenzar nuestro trayecto, en Ohiopyle, con el fin de tomar algunas fotografías del río Youghiogheny. Ohiopyle es una diminuta población de no más de 40 casas, pero que al parecer es muy frecuentada los fines de semana y en época estival por turistas amantes de los deportes de aventura; de hecho pudimos ver varias tiendas donde vendían y alquilaban piraguas, canoas, kayaks, etc.

Continuamos unas pocas millas por la carretera 381 en dirección Suroeste hasta llegar a la histórica ruta 40, más conocida como National Road u Old National Trail, por ser la primera vía de importancia abierta por los Estados Unidos hacia el mítico Oeste. Fue construida entre 1811 y 1818 entre las ciudades de Cumberland (Maryland) y Wheeling (Virginia), con el fin de comunicar las rutas fluviales del Potomac y del Ohio, atravesando gran parte del estado de Pennsylvania. Posteriormente esta vía se siguió ampliando hacia el Oeste, hasta alcanzar la ciudad de Vandalia (Illinois) en 1839.

Nosotros la tomamos en dirección Este y tras pasar varias zonas boscosas y pueblos diminutos, con casitas que uno tan sólo está acostumbrado a ver en las películas, decidimos detenernos a comer en una pequeña población del norte de Maryland llamada Grantsville.

Y, casualmente, ¡encontramos el sitio perfecto!

The Casselman Inn, un antiguo caserón construido en 1824, que sirvió de hotel a las diligencias, carromatos y jinetes que se aventuraban a cruzar los Apalaches por la Old National Trail.

Esta bulliciosa ruta, a comienzos del siglo XIX, trajo además hasta esta zona del valle del río Casselman a familias amish-menonitas, procedentes principalmente de Alemania y Suiza. En 1964 los descendientes de una de estas familias amish adquirieron el viejo caserón, lo reformaron y en la actualidad siguen ofreciendo alojamiento y comida tradicional a precios económicos.

Nosotros aprovechamos para comer sano: pescado, ensalada y de postre un dutch apple pie y un blackberry pie, que fueron lo mejor de todo el viaje.

Con el estomago lleno continuamos nuestro viaje hasta Gettysburg, donde llegamos hacia las seis de la tarde.

En esta región de Pennsylvania, eminentemente agrícola, perdieron la vida en 3 días más de 52.000 soldados, más que en cualquier otra batalla librada antes o después en América del Norte.

Las casas de ladrillo rojo aún conservan aires del siglo XIX y pasear por sus calles despiertan en uno vívidas visiones del pasado.

En el Centro de Información Turística nos dieron un folleto en castellano con los hechos históricos que ocurrieron entre el 1 y el 3 de julio de 1863 y un mapa del Auto Tour Route, un itinerario de unas 24 millas y unas 3 horas de duración, para realizar en coche, que se compone de 16 paradas ordenadas cronológicamente siguiendo el desarrollo de la batalla más importante de la Guerra Civil. En estas paradas existen monumentos y carteles que describen los acontecimientos importantes del combate.

Regresamos al coche y recorrimos, he de reconocer que un poco a nuestro aire, el Campo de Batalla de Gettysburg, cruzando frondosas arboledas, bordeando cercas y ascendiendo a cerros y colinas en los que aún reverberan los sentimientos encontrados del Norte y del Sur.

En la primavera de 1863, el General Robert E. Lee reorganizó el ejército de Virginia del Norte en tres cuerpos de infantería y comenzó a marchar hacia el Oeste partiendo de Fredericksburg, a través de los pasos de la cadena de montañas Blue Ridge y luego hacia el Norte entrando en Maryland y Pennsylvania. Por segunda vez en menos de un año, Lee llevaba la guerra a suelo norteño. Su primera invasión había sido repelida en la batalla de Antietam.

El Presidente Lincoln, al enterarse de que el ejército de Lee estaba avanzando nuevamente, ordenó al Ejército del Potomac que lo siguiera. Lee no pudo conocer la posición exacta del enemigo, porque su propia caballería había partido en una incursión temeraria alrededor del Ejército de la Unión. Las columnas de avanzada de las tropas de la Confederación ya se encontraban en Carlisle y York cuando Lee se enteró de que toda la fuerza del General del Ejército del Potomac, George G. Meade, se hayaba en las proximidades. Quiso la casualidad que ambos ejércitos se enfrentaran en Gettysburg cuando una brigada confederada, que fuera enviada al lugar en busca de provisiones, observó a una columna de avanzada de la caballería del General Meade.

Al día siguiente, 1 de julio, comenzó la gran batalla. 83.000 soldados del Norte, al mando del General Meade, contra 75.000 del Sur organizados por el General Lee.

Los dos primeros días hubo más bajas del lado de la Unión, pero el 3 de julio se produjo un duelo de artillería entre los 230 cañones de ambos bandos, y los confederados lanzaron un ataque temerario con 14.000 soldados avanzando campo a través entre el fuego cruzado de la artillería, pereciendo miles de hombres del Sur en el intento.

El General Lee tuvo que retirarse con un ejército seriamente mermado. Uno de cada tres soldados perdieron la vida en los campos de Gettysburg, suponiendo esta batalla el punto de inflexión de la Guerra Civil a favor de la Unión.


Tras este largo paseo por los campos de Gettysburg, ya de noche, regresamos al pueblo para cenar, y seguidamente nos pusimos en marcha hacia el motel Rodeway Inn Italian Villa, al Este de Lancaster, en la región de los amish conocida como Dutch Country. Allí pasaríamos dos noches antes de regresar a Nueva York.

4 comentarios:

Hasta los cojones. dijo...

Pero que envidia, joder ;)

Otro abrazote y que disfrutes del resto de tu fantástico viaje.

Buenas tardes, compañero.

escritores negros dijo...

Hola:

Hemos visitado tu página y pensamos que podría ser interesante intercambiar banners o enlaces con la nuestra.

Si estás de acuerdo, puedes visitarnos en Escritores Negros (http://escritoresnegros.blogspot.com) o ponerte en contacto con nosotros en escritoresnegros@gmail.com

Un saludo.

Dirty Clothes dijo...

Ufff no me gusta nada leer este tipo de entradas xk me dan una envidia bestial... Y yo mientras trabajando, encerrado entre 4 paredes ;/

dirty saludos¡¡¡¡¡¡¡ y que disfrutes de tu viaje¡¡¡¡

www.mallorcafestival.com dijo...

Un poquito de envidia Si!! fantastico post, si quieres dar una vuelta por el nuestro. Saludos

Related Posts with Thumbnails