lunes, 22 de febrero de 2010

Poeta en Nueva York. Blanca Li.


El pasado sábado fuimos a los Teatros del Canal, en Madrid, para ver el espectáculo de danza Poeta en Nueva York, que representa la compañía de la granadina Blanca Li del 18 al 28 de febrero.


Un espectáculo inspirado en el poemario que Lorca escribiera durante su estancia en Nueva York, entre 1929 y 1930, y su posterior paso por Cuba. Durante estos años el poeta encuentra un Nueva York muy diferente a las ciudades y pueblos que estaba acostumbrado a ver en España. Una España aún predominantemente rural frente a una Nueva York artificiosa, voraz y deshumanizada. Lorca se encuentra frente a una sociedad mecanizada, que vive alejada de la naturaleza y que se enfrenta a una crisis económica sin precedentes. Todo este mundo inevitablemente provocó en el poeta una ola de emociones nuevas que nos transmite por medio de un nuevo estilo poético, de un nuevo lenguaje, en su obra Poeta en Nueva York.


Tanto la coreografía como la música del espectáculo de Blanca Li parten de este universo lorquiano y, de manera abstracta, buscan la evocación del mismo, dando como resultado un espectáculo de danza muy poético, pero a la vez lleno de energía, en el que se entremezclan el jazz, el flamenco y el son, con modernas coreografías y sorprendentes efectos que consiguen cautivar al espectador. Mención especial merece la sugerente coreografía realizada bajo una cortina de agua.


Extractos de una conferencia de Lorca sobre Poeta en Nueva York, 1931-1936:

“ No os voy a decir lo que es Nueva York por fuera, (…) ni voy a narrar un viaje, pero sí mi reacción lírica con toda sinceridad y sencillez; sinceridad y sencillez dificilísimas a los intelectuales, pero fácil al poeta. (…)

Los dos elementos que el viajero capta en la gran ciudad son: arquitectura extrahumana y ritmo furioso. Geometría y angustia. En una primera ojeada, el ritmo puede parecer alegría, pero cuando se observa el mecanismo de la vida social y la esclavitud dolorosa del hombre y máquina juntos, se comprende aquella típica angustia vacía que se hace perdonable, por evasión, hasta el crimen y el bandidaje.
(…)

Yo, solo y errante, agotado por el ritmo de los inmensos letreros luminosos de Times Square, huía (…) del inmenso ejército de ventanas donde ni una sola persona tiene tiempo de mirar una nube o dialogar con esas delicadas brisas que tercamente envía el mar sin tener jamás una respuesta.
(…)

Y me lanzo a la calle y me encuentro con los negros. En Nueva York se dan cita las razas de toda la tierra, pero chinos, armenios, rusos, alemanes siguen siendo extranjeros. Todos menos los negros. Es indudable que ellos ejercen enorme influencia en Norteamérica y, pese a quien pese, son lo más espiritual y lo más delicado de aquel mundo.

Lo impresionante por frío y por cruel es Wall Street. Llega el oro en ríos de todas las partes de la tierra y la muerte llega con él. En ningún sitio del mundo se siente como allí la ausencia total del espíritu; manadas de hombres que no pueden pasar del tres y manadas de hombres que no pueden pasar del seis, desprecio de la ciencia pura y valor demoniaco del presente.
(…)

Yo tuve la suerte de ver por mis ojos el último “crack” en que se perdieron varios billones de dólares, un verdadero tumulto de dinero muerto que se precipita al mar, y jamás, entre varios suicidas, gentes histéricas y grupos desmayados he sentido la impresión de la muerte real, la muerte sin esperanza, la muerte que es podredumbre y nada más, como en aquel instante, porque era un espectáculo terrible pero sin grandeza.
(…)

El Chrysler Building se defiende del sol con un enorme pico de plata, y puentes, barcos, ferrocarriles y hombres los veo encadenados y sordos; encadenados por un sistema económico cruel al que pronto habrá que cortar el cuello, y sordos por sobra de disciplina y falta de la imprescindible dosis de locura.”

Fotografías y conferencia de Lorca tomados de http://www.teatrosdelcanal.org

3 comentarios:

Bellotita dijo...

Hola! Me ha gustado mucho el artículo! Un saludo!

Morgana dijo...

Muy interesante artículo e increíbles la imágenes de la danza, dan ganas de ir a verla.

muchas gracias por el post!

Princesa Letizia dijo...

Yo no pude asistir. Tenìa las dos Infantas con fiebre y catarro.

Besos de Princesa

Related Posts with Thumbnails