lunes, 3 de mayo de 2010

El Señor Presidente de Miguel Ángel Asturias


Fotografía de Manuel Estrada Cabrera

Miguel Ángel Asturias, único ganador guatemalteco del Premio Nobel (1967), terminó de escribir El Señor Presidente en 1932, a partir de la reescritura de un cuento titulado Los mendigos políticos, de 1923, permaneciendo inédita hasta 1946. El Señor Presidente es considerada una de las novelas precursoras del realismo mágico, en pleno auge dos décadas después, y por su temática se encuadra dentro del subgénero de las novelas del dictador, que aborda la constante histórica de las dictaduras militares en los países hispanoamericanos. Otras obras pertenecientes a esta corriente son: Facundo (1845) del argentino Domingo Faustino Sarmiento, Tirano Banderas (1926) del español Ramón María del Valle-Inclán, Yo el Supremo (1974) del paraguayo Augusto Roa Bastos, El otoño del patriarca (1975) del colombiano Gabriel García Márquez o la más reciente La fiesta del chivo (2000) del peruano Mario Vargas Llosa.

Aunque en el libro no se menciona en ningún momento el lugar en el que transcurre la acción, no es difícil imaginar que pudiera tratarse de Guatemala en tiempos del dictador Manuel Estrada Cabrera (1898-1920), bajo cuyo gobierno creció Miguel Ángel Asturias.

En la novela aparecen una veintena de personajes que encarnan los tipos populares de la Guatemala de comienzos del siglo XX. El lenguaje que utilizan algunos de ellos, con el empleo de numerosos indigenismos, modismos regionales, errores sintácticos, onomatopeyas y expresiones vulgares; conforman parte del estilo lingüístico de Asturias y obligan al lector (al menos al de esta orilla del Atlántico) a realizar una lectura pausada para poder comprender lo que dicen. La caricaturización a que somete Asturias a los personajes, la exageración y su degradación hasta lo grotesco, recuerdan bastante los esperpénticos personajes de Valle-Inclán.

6 comentarios:

Lara dijo...

que son esas amenazas via e-mail ehh te lo dire cuando ya sea demasiado tarde pero vas a sonreir mucho ya veras :DD y el " veras" va con segudas solo te digo eso un besazooooooooo :DDD

Teresa dijo...

Yo no tendria ningún problema en leerlo,

El lenguaje que utilizan algunos de ellos, con el empleo de numerosos indigenismos, modismos regionales, errores sintácticos, onomatopeyas y expresiones vulgares; conforman parte del estilo lingüístico de Asturias

Ya que soy Asturiana.

ingelmo dijo...

¡Ja, ja, ja! Te puse fácil el chiste, Teresa.

Teresa dijo...

pozi............ muy facil, jajajajajaja

José Gómez dijo...

que buena entrada :) me recuerda cuando hice eso una vez pero con el dictador Leonidas Trujillo jejeje

Lillie dijo...

Como crecí en el campo, en mi casa me enseñaron a devolverle las cosas...y cuando digo cosas (digo todas) jajajajaaj. En este caso, entro a tu blog devolviendo tu cortez visita y tu amable comentario. claro, (hay algo de morbo tambien!! jajaja)

Mil gracias! y cuando quieras puedes volver a cabarete (incluida mi compañia...)

PD;
a mi que tanto me gusta leer, y no me he topado en fisico con ese libro.
Al menos tengo internet!!! :)

Related Posts with Thumbnails