martes, 6 de noviembre de 2007

Italia. Día 11: Venecia y Vicenza





18 de julio de 2007, miércoles.




Nos levantamos hacia las diez de la mañana. Es el primer día en todo el viaje que nos permitimos tal lujo. Desayunamos con Yunia, Paolo ya se ha ido a trabajar, y como anoche hablamos de Cuba, de Viñales, de Yerenia, de Olguita, de Nela y Kuky, etc. Yunia pone un cd, que le hizo llegar Yere, con música de Haila, La Charanga Habanera, Gente de Zona, Eddy K y otros, y nos enseña unas fotos que le enviaron desde Cuba. Se ve que, después de casi un año en Italia, ya le entró el gorrión ese que llaman los cubanos, la morriña según los gallegos (cómo me gusta esa palabra). Y la verdad es que debe de ser bien duro encontrarte en un mundo totalmente diferente al tuyo, rodeado de gente que te es ajena, que habla un idioma distinto al tuyo y que probablemente sienta de otra manera.


Teníamos pensado ir con Yunia a Venecia, pero finalmente ella no podrá venir debido al trabajo. Así que consultamos los horarios de los trenes en internet y salimos a toda prisa hacia la estación con la intención de coger el tren de las 11:20. Cuando llegamos a la estación de Vicenza nos encontramos con que todos los trenes con dirección a Venecia están retrasados, algunos incluso varias horas, por la realización de trabajos de mantenimiento en las vías. Así que, después de un par de horas de espera y de almorzar unas porciones de pizza, decidimos tomar un tren a Padua y probar suerte en aquella estación. Y vaya si la tuvimos: fue llegar a Padua y enseguida tomar otro tren con destino a Venecia.


Hacia las tres de la tarde estábamos en Santa Lucía y, como el día anterior, decidimos comer en el self-service de la estación. Después tomamos un vaporetto hasta la Plaza de San Marcos, la cual encontramos, literalmente, infectada de palomas y de turistas. Había tantas palomas que aquello olía como el gallinero de mi abuelo. ¡Madre mía! Pero, a pesar de todo, Diana y yo compramos un cartucho de maíz para sacarnos las típicas fotografías alimentando a la plaga.

En esta famosa plaza, la sensación de que Venecia es tan solo un bello decorado, preparado concienzudamente para los turistas, toma mayor relevancia. Cuesta creer que Venecia sea una ciudad viva, habitada, y más bien parece un fantasma del pasado, donde las góndolas han dejado de ser un práctico medio de transporte para convertirse en un lujoso, y a la vez hortera, capricho de a cien euros el paseo. Ahora en cambio el medio de transporte más utilizado es el vaporetto. Una ruidosa y sucia embarcación, atestada como el metro de Madrid en hora punta, que va realizando paradas en unos horribles casetones, que se han instalado por toda la ciudad y que desentonan completamente del resto de la escenografía.

A pesar de todo, Venecia no puede decepcionar y cualquiera que viaje a esta ciudad encontrará mil razones por las que volver.

Hacia las 18:30 tomamos el tren de regreso a Vicenza. Habíamos quedado allí con Yunia para que nos enseñara la ciudad, famosa por su arquitectura paladiana. Desde la estación de trenes fuimos paseando hasta la catedral y de allí a la Basilica Palladiana, en la que Palladio empezó a trabajar en 1549 sobre un edificio gótico anterior. Después, siguiendo por Corso Andrea Palladio llegamos hasta la Piazza Mateoti, donde se encuentra el Teatro Olimpico, que Palladio comenzó a construir en 1580 y completó Scamozzi tras su muerte. Tenido por una de las muestras más pura de la arquitectura renacentista, el diseño del teatro se inspiró en los estudios de Palladio sobre las estructuras romanas. También pudimos ver el cercano Museo Civico, emplazado en otro edificio de Palladio.

Por la noche cenamos los tres en una elegante trattoria cerca de la Basilica. Cuando quisimos regresar a la casa eran casi las doce y no encontramos donde comprar los tickets para el autobús, así que al final nos tocó viajar a lo cubano: de gratis.

6 comentarios:

karroza-ok dijo...

Hola…..
Leyéndote estoy reviviendo mi viaje a Italia otra vez, también lo hice “a mi aire “, lo hicimos con tienda de campaña, y “aparcando” en campings, fue estupendo, no creo que pueda contarlo como tu, pero coincido en mucho con tus descripciones, como variante te diré que el viajar en autobuses y vaporetos “sin pagar” nosotros lo llamábamos viajar a la Italiana……..allí no pagaba “nidios” cuando estuvimos nosotros.
Como veras ya estoy “casi lanzao” con esto y he tenido que cambiar de zona……..jejeje

karroza-ok dijo...

La Exposición de Sorolla, estará mucho tiempo, (¿?no se hasta cuando) en el Centro Cultural de Bancaja, en Valencia, en La Plaza de Tetuán nº 2, las visitas tienen que ser concertadas menos los viernes y sábados por la noche que se ha establecido como noche blanca y estará abierto toda la noche hasta nueva orden.
No te pierdas si puedes la de Renau, cartelista, fotomontador, y muralista, esta termina el domingo dia 11, y está en el claustro de la universidad en la calle de la nave………ok

INGELMO dijo...

Karroza, muchísimas gracias por la información. Trataré de sacar tiempo para visitar la exposición de Sorolla, pero tan solo me quedan 2 semanas para regresar a Madrid... Aunque lo más probable es que regrese a Valencia a primeros del año próximo.

Juan Molina dijo...

Buenas... he sacado un billete a Cuba ( solo de ida ), y nada mas, no he proyectado nada, y como he leido en unaweb que habias estado, me gustaria algun consejo si me hicieras el favor :)

Donde esta tu viaje a Cuba que no lo encuentro, dame el link.

Por cierto, me llamo Juan, soy de Murcia y me encanta tu blog, de lo mas completito que he visto...
Como te lo montas compañero :)

ingelmo dijo...

Juan, lo primero darte las gracias por esos halagos, que la verdad es que le animan a uno a seguir perdiendo el tiempo con esto de los blogs...

Lo segundo decirte que cuando viajé a Cuba, en octubre de 2005 y en octubre de 2006, todavía no tenía el blog, por lo que no pude publicar ningún post al respecto. No obstante, en cuanto acabe con "Italia en 13 días", prometo publicar al menos un post resumen de esos dos viajes que realicé a Cuba, enfocándolo sobre todo a información sobre alojamientos y medios de transporte.

De todas maneras, si me dejas tu email, puedo adelantarte ya unas cuantas cosas. Si quieres puedes escribirme a jcingelmo@telefonica.net

Un saludo.

GaviotaZalas dijo...

Vivo en Vicenza, pecadooooooo, nos podiamos conocer,,
Es una ciudad muy hermosa,,,pasastes por mi casa pero no pude tirarte el limón...saludos desde VICENZA

Related Posts with Thumbnails