lunes, 31 de agosto de 2009

USA. Día 4: Philadelphia


13 de junio de 2009, sábado.


El sábado comenzó nuestro recorrido en coche por el Noreste de los Estados Unidos. Durante los 5 días que pasamos fuera de Nueva York visitamos Philadelphia, Washington y varias poblaciones del sur de Pennsylvania.


Hacia las 9 am recogimos en la oficina de Alamo de la Calle 40 Oeste un pontiac G6 GT, que habíamos alquilado desde Madrid llamando al teléfono de ealquilerdecoches.es.

Lo primero que llama la atención cuando buscas un coche en Estados Unidos es el que todos, o al menos todos los de alquiler, tengan cambio automático y motor de gasolina. Yo nunca había conducido antes un coche automático y en contadas ocasiones había conducido uno de gasolina, pero estaba convencido de que Manhattan debía se un lugar perfecto para practicar la conducción :D

Cogimos nuestro coche y un GPS y en dos horas recorrimos las 100 millas que separan Nueva York de Philadelphia.


A las 11:30 llegamos al Independence National Historical Park y dejamos el coche en el parking que hay bajo su Centro de Visitantes. Aquí cogimos un ticket con hora para visitar el Independence Hall y mientras llegaba nuestro turno para visitarlo aprovechamos para ver el resto del INHP, considerado "la milla cuadrada con más historia de Estados Unidos".

Philadelphia fue fundada en 1682 por William Penn, un cuáquero inglés. El rey Carlos II le concedió los terrenos comprendidos entre los ríos Delaware y Schuylkill. Para Penn este fue el comienzo de su "experimento sagrado" y el nacimiento de una colonia basada en su libertad religiosa. Debido a su excelente ubicación sobre la costa atlántica, a su fácil accesibilidad y a la abundancia de recursos naturales de Pennsylvania, Philadelphia creció rápidamente durante el siglo XVIII convirtiéndose en la segunda ciudad más grande del Imperio británico, por detrás únicamente de Londres. Pero paradójicamente Philadelphia se había convertido en el azote del Imperio y entre 1764 y 1800 la historia de la ciudad está íntimamente ligada a la historia de la Guerra de Independencia y a los nombres de Benjamin Franklin, George Washington o Thomas Jefferson.



En el interior del Independence Hall se reunieron los delegados de las Trece Colonias en el Segundo Congreso Continental durante la Guerra de Independencia y se firmaron la Declaración de Independencia, el 4 de julio de 1776, y más tarde, los Artículos de la Confederación y la Constitución de los Estados Unidos de América.

Junto al Independence Hall se encuentran el Congress Hall y el Old City Hall, y detrás de estos se halla la Independence Square, donde tras hacer sonar la Campana de la Libertad, que se encontraba en la torre del Independence Hall, se leyó por primera vez en público la Declaración de Independencia, el 8 de julio de 1776.

Hoy la Liberty Bell es uno de los iconos ideológicos más importantes de los Estados Unidos y, desde 2003, se encuentra situada en un pabellón especialmente habilitado para recibir la avalancha de curiosos y patriotas que la visitan a diario. Diana y yo nos conformamos con verla desde el exterior a través de una cristalera.


Tras visitar los diferentes edificios donde se forjó la nación que habría de dominar el mundo, caminamos hasta el majestuoso City Hall.



El actual ayuntamiento de Philadelphia se terminó de construir en 1901. Se alza 167 m. sobre Penn Square, convirtiéndose en la construcción de sillería sin estructura de acero más alta del mundo. Lo corona una estatua de bronce de William Penn que puede verse desde casi cualquier punto de la ciudad.



Muy cerca se encuentra el modernísimo Financial District, con sus flamantes rascacielos de cristal como el Comcast Center (2008), diseñado por el arquitecto Robert AM Stern, el mismo que diseñara el centro comercial Zubiarte de Bilbao, en cuya construcción trabajé durante casi dos años. Con 297 m. de altura el Comcast Center se ha convertido en el edificio más alto de la ciudad.


Otros edificios que destacan majestuosos en el skyline de Philadelphia son: el elegante One Liberty Place (1987), cuyas líneas evocan al Chrysler Building y que alcanza los 269 m, el Two Liberty Place (1990) de 258 m. y el Mellon Bank Center (1990) de 241 m.


Regresamos caminando por Market Street hasta el Independence National Historical Park y continuando por Arch Street nos adentramos en las vetustas callejuelas del Old City Cultural District, el barrio que junto a Society Hill formaba la originaria Philadelphia, retrocediendo más de 200 años en el tiempo.


Junto a 2nd St, entre Arch y Race Sts, encontramos Elfreth's Alley, de la que se dice que es la calle habitada más antigua de Estados Unidos. Sus 32 pintorescas casas de ladrillo, construidas en el siglo XVIII, aún hoy siguen siendo el hogar de varias familias de Philadelphia.


Muy cerca de allí nos detuvimos a probar los famoso cheesesteak, que no es más que un bocadillo de tiras de carne de ternera, queso fundido, cebolla frita, pimiento y champiñones, pero que después de tanto caminar nos estuvo buenísimo.


Luego regresamos al parking del INHP y conducimos hasta el Philadelphia Museum of Art, ansiosos por subir corriendo la famosa escalinata que aparece en una de las películas favoritas de nuestra infancia: Rocky.



Allí pasamos el resto de la tarde, maravillados con la arquitectura del edificio, con sus frontones policromados y con las estupendas vistas que desde allí se tienen de la ciudad. Se estaba tan a gusto sentado en la escalinata, observando a los sorprendentemente pocos turistas que hasta allí se acercaban, que pasamos hasta de visitar la excelente colección de pintura que al parecer contiene el museo.



Antes de despedirnos de la ciudad, nos sacamos una foto con la escultura que conmemora la filmación de la película en la ciudad y que además aparece en varias escenas de la saga.

Hacia las 18:30 tomamos de nuevo el coche hasta Washington donde llegamos 3 horas más tarde, tras recorrer unas 140 millas. Allí habíamos reservado, a través de booking.com, una habitación en el hotel Hyatt Arlington, del cual no teníamos ninguna referencia, pero que cumplió ampliamente con nuestras expectativas. Calidad / precio: 10.

Y para terminar os dejo una escena de Rocky II, en la que el boxeador recorre entrenando toda la ciudad de Philadelphia. Aparece el Italian Market (el cual nos quedamos con ganas de ver por falta de tiempo), el Independence National Historical Park y por supuesto el Philadelphia Museum of Art.




2 comentarios:

Lara dijo...

leyendo tu entrada me acorde de la pelicula de la busqueda si no la has visto tienes que verla es de nicolas cage ¡¡¡ un beso

ingelmo dijo...

Sí que la he visto, prima, y efectivamente en ella se hace un repaso a los orígenes de los Estados Unidos y aparecen varios edificios históricos de Philadelphia. Tienes buena memoria ;D

Related Posts with Thumbnails