sábado, 18 de agosto de 2007

Blasco y Sorolla inventaron la Malvarrosa

El pasado 15 de agosto visité con mi familia la Casa-Museo Blasco Ibáñez, el enorme chalé en el cual vivió y escribió algunas de sus obras más importantes el escritor valenciano. Esta villa se construyó en 1902 junto a la playa de la Malvarrosa, a muy pocos metros de donde yo resido temporalmente, y desde 1997 está abierta al público como museo. Para conmemorar el décimo aniversario la institución ha organizado una exposición temporal que ha llamado "Blasco y Sorolla inventaron la Malvarrosa". La exposición trata de presentar los puntos de cohesión de ambos artistas valencianos con la playa de la Malvarrosa como telón de fondo, la cual fue parte importante de sus vidas y de sus obras.


La exposición presenta pequeñas piezas del pintor, de temas valencianos, cedidas por la Casa-Museo Sorolla de Madrid. Estas pequeñas piezas no son, como se pensaba, ni bocetos ni estudios preparatorios sino obras acabadas que el pintor realizaba para sí mismo. Principalmente óleos pintados al aire libre de una manera suelta y rapidísima y que tratan de recoger un instante preciso, siguiendo con los cánones impresionistas. Los soportes muchas veces improvisados, suelen ser cartones o tablas de madera que Sorolla, por su pequeño tamaño, podía llevar siempre consigo. Respecto a los temas, abundan los costumbristas y de paisajes, en los que el pintor, con pincelada menuda, aplica colores primarios sin mezclar, consiguiendo que posteriormente estos colores se unan en la retina del espectador, tal y como expone la teoría del divisionismo. Algunos críticos de arte han dado en llamar a su impresionismo tardío "luminismo" debido a la extraordinaria presencia de la luminosidad mediterránea en sus obras.



De Blasco Ibáñez en la exposición encontramos numerosos recuerdos de los viajes que realizó, manuscritos, primeras ediciones de sus obras y diversos objetos personales.

Podemos decir que Blasco y Sorolla pertenecían a la misma generación: tan sólo se llevaban cuatro años (Sorolla nació en 1863 y Blasco en 1867), fueron amigos durante toda su vida y ambos cultivaron los temas costumbristas, culminando en el naturalismo al menos en el caso del escritor. Aunque algunos críticos sostienen que Sorolla con su pintura interpreta plásticamente temas de la literatura naturalista, quizás influido por Blasco Ibáñez, el cual realizó descripciones de la huerta valenciana y de su esplendoroso mar semejantes en luminosidad y vigor a los trazos del pintor.

Conviene añadir que tanto Blasco como Sorolla representaron un valencianismo poco apreciado por el resto de intelectuales de la época. Blasco incluso llegó a ser desterrado, encarcelado y obligado a exiliarse en varias ocasiones debido a su condición antimonárquica y anticlerical y a varios artículos publicados en El Pueblo, diario que el dirigía, en contra de la Guerra de Cuba. De hecho llama la atención que hoy en día el escritor valenciano ocupe un lugar especial en los planes de estudio de la isla, no siendo así en su país donde la indiferencia oficial lo mantiene retirado de los libros de texto desde la dictadura franquista.



Después de visitar el museo cogimos el coche y nos fuimos a conocer El Palmar, el pequeño pueblito de la Albufera en que se ambienta, la que quizás sea la novela más conocida de Blasco Ibáñez, Cañas y barro, publicada en 1902. Con Cañas y barro, de tema social, Blasco denuncia las penalidades que sufren los campesinos que luchan por emanciparse de la explotación de los terratenientes. En un ambiente de pescadores y arroceros, tres generaciones de la familia "los Paloma" conviven en El Palmar. El abuelo, el mejor pescador de la Albufera. Tono, su hijo, que ha consagrado su vida a ganar terreno al agua, acarreando tierra en su barca para conseguir un terreno donde poder cultivar. Y por último Tonet, el nieto, que recién regresado de la Guerra de Cuba, con su conducta, causa la deshonra de todos.



Cuando llegamos a El Palmar nos subimos en una pequeña embarcación y dimos un paseo por la Albufera emulando al mítico "tío Paloma" mientras atendíamos a las interesantes explicaciones del barquero. Éste nos hablaba de las típicas casas de la zona, llamadas barracas, y acerca de la prohibición de aterramiento del lago, el cual en sus orígenes ocupaba 30.000 hectáreas y hoy, gracias a esa prohibición, se mantienen inundadas unas 3.000. El resto son campos de arroz. También nos habló sobre las técnicas de pesca con redolins, cuya pesca más importante es la de la anguila.




Respecto a la conocida riqueza avícola de la Albufera, a pesar de no ser ni la hora ni la época más idónea, avistamos garzas reales, alguna garcilla y multitud de anátides.

Después del caluroso paseo en barca fuimos a comer al restaurante Casa Manolo i Tere, en la calle Redolins, 27 (telf. 961.620.356). Allí, cómo no, probamos el delicioso all i pebre de anguilas, un platito de esgarraet y la típica paella valenciana. De postre un ligero surtido de tartas, flanes, crepes y helados.

__________________________________________

Cuadros de Sorolla "Niños en la playa" y "La vuelta de la pesca", de http://mimosa.cnice.mecd.es/~arey4/cuadro_s.htm

7 comentarios:

Johnymepeino dijo...

No puedo, no puedo, yo con el all i pebre no puedo. Que me den un Starbucks :)

MEF. dijo...

Interesantisima esta entrada,la he disfrutado,Sorolla tiene una obra maravillosa,en cuanto a tu comentario,que bien....esta faceta del pintor en torno al flamenco como dices tu es poco conocida,y dificil de obtener informacion,en todo caso es gratificante que alguien la observe y comente un millon de gracias,y espero te des otra vueltica por mi blog,en estos dias cuando pueda tendre una de Julio Romero Torres otro espanol cuya obra es extenza y hermosa saludos,

INGELMO dijo...

Mef, descuida, seguro que volveré a tu blog a ver ese post del pintor cordobés.

Saludos.

karroza dijo...

Hola INGELMO
Soy un vecino de La Malva-rosa, me encanta mi barrio a pesar de los muchos defectos que puede tener, y también me gusta que los que lo visiten lo disfruten y lo quieran.
Simplemente aclarte un concepto que seguramente en tu corta estancia nadie te explico bien, el autentico “Inventor” de La Malva-rosa fue, Félix Robillar, Jardinero Mayor del Botánico de Valencia, personaje que dio vida a este pedazo de tierra que es hoy nuestro barrio, personaje tristemente sumido también en esa indiferencia que nombras para los dos grandes artistas como fueron Sorolla y Blasco o tal vez peor aun puesto que a el no se le puede achacar ningún motivo político ni social para no reconocer de una manera publica la importancia de su labor en la fundación de La Malva-rosa.
Te incluyo una pequeña reseña de quien era Félix Robillard y te indico que aun queda “algo” de lo que fue su magnifico jardín con vivienda incluía dentro de la huerta de Vera donde se estableció.
Un saludo………Karroza

“El barrio de la Malvarrosa ocupa una parte de la franja costera de la ciudad de Valencia, que hasta el siglo XVIII no era más que terreno pantanoso en el que se levantaban unas cuantas cabañas de pescadores. Entre esta franja costera y la ciudad se extendía una rica y productiva huerta que atrajo el interés del botánico y perfumista francés Félix Robillard hasta tal punto que compró en esta zona un terreno donde plantar las hierbas aromáticas de las que extraería las esencias para después fabricar sus perfumes. De las abundantes malvas rosáceas que allí plantó deriva el actual nombre del barrio.”

INGELMO dijo...

Karroza, un comentario muy interesante, que ha enriquecido la información del artículo notablemente. ¡Muchísimas gracias!

¿Sabrías indicarme cómo ir a la casa de Félix Robillard? Me gustaría echarle un vistazo y tomar unas fotos.

Saludos.

karroza dijo...

Facil, muy facil, cundo estes en la Malva, pregunta donde está la "Ermita de Vera" (esta cerca) junto a ella esta el "Famos", un buen restaurante en medio de huerta, bueno pues enfrente al otro lado de la Acequia de Vera hay un gran caseron con una cerca de obra alta, eso es lo que queda, esta habitado ¿creo que por familares de el, no estoy seguro? estuvo mucho tiempo abandonado.
Pregunta a cualquier persona de la zona y te informaran muy gustosos, sobre todo a los mas mayores que conocen mas la historia.
El "Famos", ademas de dar bien de comer es pintor y algo "Bohemio", no te lo pierdas tampoco.
Saludos......karroza

INGELMO dijo...

Muchísimas gracias de nuevo, Karroza.

Este fin de semana vienen unos amigos de Madrid, tal vez aproveche para llevarlos al "Famos".

Related Posts with Thumbnails